«

»

Mar 25

Cristina López: “En este país, los derechos de las mujeres se exigen, se pelean, no se piden”

17500003_10154948012406675_1488986785_o

Cristina López ganó una diputación en la anterior elección gracias a su imagen de mujer triunfadora del deporte y al mensaje claro y sencillo hacia la población. Hoy, en año preelectoral, analiza en parte su paso por la Asamblea Legislativa, los obstáculos que ha tenido que sortear por su condición de mujer y de política joven y el camino que aún le queda por recorrer en la presente legislativa.


¿Cuál es a su juicio el reto de las mujeres en la política salvadoreña, tomando en cuenta que, más allá de que se haya avanzado, los partidos aún tienen una cuota pendiente con la equidad de género?

Yo creo que se  ha avanzado mucho, no se puede negar el avance sustancial de los últimos tiempos. Sin embargo, a pesar de ese avance, aún el camino es largo en cuanto la reivindicación de los derechos de la mujer. El campo de la política es uno de muchos, pero en él también se percibe la necesidad de equidad y equiparación de oportunidades. Hay muchos obstáculos, pero la mujer debe luchar con sus capacidades. Los derechos de las mujeres se pelean, se exigen en un país como este, no se piden. Muchas mujeres además de su trabajo profesional, hacen trabajo en casa, y ese trabajo debe equipararse con lo que hace el hombre, debe haber justicia desde el hogar. La política y quienes legislamos aún tenemos deudas que hay que saldar.

Por otro lado, hay que decir que continuamente nos enfrentamos a campañas sucias  y además los partidos políticos subsidian o promueven o apoyan más a los candidatos hombres. A las mujeres nos cuesta mucho más. Esto repercute en que nos enfrentamos con discriminación política y hasta en campañas sucias contra nuestra condición de mujeres.

Recientemente, usted junto a otros diputados dio iniciativa de ley a una pieza de correspondencia presentada por la fundación Paraíso Down. Era sobre un anteproyecto de ley de apoyo integral para las personas con síndrome de Down. ¿De qué se trata y cómo se ve usted dentro de la responsabilidad política en materia de inclusión de personas con discapacidad?

Creo que en mi sentir como ciudadana todos tenemos derechos y somos iguales ante la ley, y es deber del Estado proteger y conservar  el interés social de todas las personas dentro de la sociedad , y la inclusión de todas las personas hacen a un país desarrollarse en paz y armonía, por lo tanto toda iniciativa que se enfoque al desarrollo de la niñez estaré cien por ciento con mi respaldo. No es la única iniciativa que he respaldado, pero lo hago no por una conducta política, porque hay quienes se aprovechan del tema, sino que lo hago porque creo, como le repito, en la necesidad de legislar a favor de todos. Las personas con cierta discapacidad merecen respeto, merecen una sociedad más justa con ellos, merecen oportunidades y un Estado fuerte que les permita desarrollarse.

Ahora, con experiencia como diputada, cómo ve el rumbo del país desde la función pública, tomando en cuenta que en esta área usted es, digamos, una persona que aún empieza su carrera.

Veo muy poco interés del gobierno en mejorar a las instituciones públicas; los salvadoreños estamos siendo atropellados por todos lados, pero el punto es fortalecerse a pesar de lo que estamos viviendo.  Somos capaces de salir de esta crisis y yo espero ver una sociedad civil más activa en las calles gritando a los funcionarios que cumplan la Constitución, exigiendo que todos paguen sus impuestos  por igual; porque evadir impuestos es una forma de quitarle la oportunidad a otros de ser atendidos en un hospital, a un niño  de educarse de forma correcta, a una madre a salir adelante con sus hijos.

¿Cómo compara la vida de deportista de alto rendimiento con la exigencia desde su curul?
Añoro mi vida de deportista. La recuerdo mucho, cada día quizá. Aunque eran tiempos de sacrificio, demostraba con mis energías y mis capacidades de qué estamos hechos los salvadoreños y el esfuerzo de una mujer. En la pista era yo y mis rivales de otros países, pero en la Asamblea soy una mujer queriendo cambiar las cosas en favor de millones de salvadoreños. Cuesta. No es fácil cuando se vive en un lugar donde se han olvidado las necesidades de las mayorías y donde hay una serie de estructuras ya enquistadas que no permiten que una mujer se desarrolle, o por lo menos el camino se vuelve más empinado.

 ¿Qué retos tiene aún pendientes en lo que queda de su período legislativo?
La mayoría de mis propuestas próximas están enfocadas al apoyo que busco de la juventud y a lograr difundir el deporte a nivel nacional. Un deportista más es un delincuente menos. Los jóvenes en este país están desprotegidos, y sufren más que cualquier otro grupo poblacional de la delincuencia y la inseguridad. Hay que buscar alternativas, y haré lo que pueda para hacer valer mi voz y proponer mejoras hacia este sector.

¿Qué piensa sobre temas tan importantes como la aplicación de la Ley Especial para una Vida libre de violencia? Algunos dicen que en El Salvador, a pesar de esta ley, el hombre sigue actuando con extrema violencia contra la mujer y el gobierno no hace los esfuerzos suficientes.

Es cierto, tenemos leyes que protegen a nuestras mujeres, pero en el tema penal y judicial tenemos que implementar penas más fuertes en favor de la mujer violentada; además, y lo mas importante, tenemos que reflexionar cómo educamos desde casa a nuestro hijos e hijas. Seguimos con hogares donde los niños ven cómo sus padres golpean a sus madres y eso se tiene que acabar. El Estado es garante de los derechos de todos los ciudadanos, pero en el caso de la mujer hace falta una serie de medidas a mi juicio más drásticas porque violadores, abusadores, feminicidas, etc., sigue habiendo, a pesar de la ley.

¿Cree que es justo decir que el PCN sigue siendo un brazo de ARENA o vivimos en otros tiempos?

El PCN no es brazo ni ninguna otra extremidad de otro partido. Nos ha faltado, eso sí, cierta fuerza. No hemos conseguido hacernos sentir a pesar de la capacidad y experiencia de nuestros diputados. Definitivamente las cosas han cambiado, a veces tenemos propuestas muy buenas, pero por orgullo algunos partidos como ARENA no las atienden, a pesar de que se trate de propuestas con las cuales ellos perfectamente podrían comulgar. Soy del pensar que no hay que ver partidos o ideologías, hay que pensar en el interés nacional, y es ahí donde más que un brazo lo que falta es corazón, y eso en todos lados.

¿Tiene claro ya si el partido le ofrecerá un segundo período?

Creo que todos estamos con incógnitas de momento. Y no me compete pensar en eso de momento, sino más bien enfocarme en el trabajo de la Asamblea. He tratado de ser consecuente en toda mi conducta, a pesar de que ha habido tropiezos relacionados con gente que intenta destruirle a una la imagen solo por ser joven en política. Eso no debe quitarme el sueño, y lo he aprendido. Las elecciones internas serán las que nos van a asegurar si seremos candidatos  o no.

¿Qué puede aportarle Cristina López al país en la Asamblea en caso de ser reelecta?

Ofrezco honestidad, trabajo íntegro. Ofrezco más conocimiento político que con el que entré. Yo no soy una mujer que hace alianzas oscuras ni que está interesada en llenar solo una plaza, una planilla. Yo quiero trabajar, y por eso actualmente me estoy preparando para lo que sea que Dios vaya a ponerme en el camino. Si el partido que represento cree que aun

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>