Norman Quijano se reunió con pandillas para exponerles bondades del Plan de Gobierno que pretendía ejecutar

Según el vídeo presentado en cede judicial este permite constatar la realización de una reunión en un reducto de oficina, donde se aprecia la imagen del señor Norman Quijano, quien ejerció el cargo de diputado Ernesto Angulo, un aparente pastor evangélico y otro sujeto cuya identidad se desconoce, además de miembros de la pandilla incluido el delator NOÉ, siendo el tema de conversación de tinte político electoral, ante la candidatura del señor Quijano a la Presidencia de la República.

Se traduce la presencia de Norman Quijano en la conferencia como un acto reflexivo, anterior y de conocimiento previo de la calidad de las personas con quienes pretendía reunirse, con independencia del supuesto rol de un pastor evangélico, como moderador de la reunión, su comportamiento trasluce actuar en su calidad personal como promotor del candidato y como un beneficio de esa cercanía y no en representación de una entidad religiosa; pues de sus mismas expresiones admite fungir en el rol de reunirse con pandilleros para exponer las bondades del Plan de Gobierno de su patrocinado, infiriéndose que la reunión a la cual asistía tenía conciencia el señor Quijano, se trataba de miembros activos de la Mara Salvatrucha.

La exposición realizada, por Norman Quijano a los miembros de pandillas, se redujo a explicar los componentes de su Plan de Seguridad, ofreciéndoles la utilización de instalaciones militares, como sitios reconvertidos en lugar de los centros penitenciarios donde campaba el hacinamiento carcelario, además, de la introducción de reformas en el presupuesto 

general de la nación, para erogar recursos por un monto de cien millones de dólares cuya Administración correspondería a las Alcaldías Municipales, para la puesta en marcha de planes de recuperación de territorio; solicitándoles desactivar la orden de votar por ARENA y pidiéndoles la oportunidad de gobernar, colocando a los pastores como testigos de su compromiso de honrar la palabra.

La información expresada por NOÉ de un aparente ofrecimiento por parte del señor 
Quijano, de un millón de dólares a cambio del apoyo en el proceso electoral, aunque luego en forma dudosa, expuso había sido la pandilla quien había solicitado tal cantidad, de lo cual la comitiva del partido ARENA se había comprometido a estudiar, no puede corroborarse con el audio incluído en el video examinado, no obstante, si logró percibirse el ofrecimiento de una cantidad de cien millones de dólares como parte de la reestructuración presupuestaria, cuyos destinatarios serían los Concejos Municipales para los fines de supuesta recuperación de territorios, aunque se ignora, el contenido de tal alocución.

La postura adoptada por el supuesto pastor evangélico, denota el involucramiento de líderes religiosos en la promoción de la candidatura, refiriendo fechas del nueve de marzo y solicitando el voto directamente, sugiriéndoles, dar el vuelto de la moneda, anunciándoles la reunión con miembros de esa misma pandilla y de la pandilla 18; desconociendo si el candidato Norman Quijano también con la intervención de esta persona sostuvo reuniones con integrantes de otras facciones pandilleriles.