Cuerpo de militar integrante de misión de estabilización de Naciones Unidas, fallecido en Malí, es repatriado por Ejecutivo

Este día el cuerpo del teniente coronel piloto aviador, Carlos Moisés Guillén Alfaro, quien falleció representando a El Salvador en una misión de estabilización de la Organización de Naciones Unidas, ONU, en Mali, África fue repatriado por la Presidencia de la República, mediante el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Fuerza Armada.

Esta tarde la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill; el ministro de Defensa, René Merino Monroy y el ministro de Salud, Francisco Alabí recibieron con honores los restos de Guillén Alfaro en una ceremonia desarrollada en la Segunda Brigada Aérea de la Fuerza Armada.

“Hemos recibido los restos mortales del teniente coronel de aviación Carlos Moisés Alfaro. Era parte de un contingente de la Fuerza Armada de El Salvador en Mali, lamentablemente falleció en ese país y este día le hicimos los honores. Es lamentable esta situación, pero afortunadamente logramos uno de los deseos de su familia, que era la repatriación del cuerpo”, lamentó Merino.

El castrense murió el 28 de mayo de 2020 debido al coronavirus y otras complicaciones de salud padecidas en el cumplimiento de sus deberes. Inicio su carrera militar el 1 de enero de 1992, en la Escuela Militar “Capitán General Gerardo Barrios”.

Del 8 de mayo de 2019 al 28 de mayo de 2020, Guillén Alfaro fungió como jefe de la sección logística en la Fuerza de Tarea Conjunta Torogoz V., de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas.

También fue observador militar de la operación de las Naciones Unidas en Costa de Marfil. La canciller lo describió como “un gran hombre, que falleció representando a nuestro país en la República de Malí».

Por su parte los familia del piloto aviador recibió el Pabellón Nacional de parte del ministro de Defensa. Asimismo el Gobierno certificó su compromiso para cualquier necesidad que se presente.

A este respecto el ministro castrense aseguró: “expresamos nuestro pesar, no hubiéramos querido que esto sucediera. Estamos a la disposición de ellos y en constante comunicación para suplir todas aquellas necesidades que como familia tienen, la Fuerza Armada de El Salvador estará apoyándoles constantemente”.

De acuerdo al Ministerio de Relaciones Exteriores, hasta inicios de 2,020, El Salvador mantenía 291 efectivos desplegados en seis Operaciones de Mantenimiento de la Paz en Colombia, Sudán del Sur, Sudán, República Libanesa, República de Malí y Sahara Occidental,  a través de la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil (PNC).