Mario Ponce exige “justificación de peligro” para declarar Estado de Excepción.

El presidente del parlamento salvadoreño, Mario Ponce, exigió una “justificación de peligro” para poder declarar Estado de Excepción, sin tomar en cuenta que una buena cantidad de médicos y enfermeras en primera línea de combate al covid-19, han insistido en que es necesario endurecer las medidas de movilización de la población para aplanar la curva de infección de la enfermedad cuyos casos parecen haberse disparado desde la apertura económica el 16 de junio.

“Antes de aprobar un régimen de excepción debe evaluarse si realmente existe una situación de peligro que justifique que la pandemia no puede atenderse por otros medios”, dijo el presidente de la Asamblea Legislativa este martes en horas de la mañana.

A las declaraciones del parlamentario, el presidente de la República, Nayib Bukele respondió en redes sociales: “¿Si realmente existe una situación de peligro? ¿en serio están preguntando eso? Los diputados están cometiendo, otra vez, un crimen contra el pueblo, no hay otra forma de llamarlo. Es cuestión de que la justicia actúe o lo deje, otra vez, en impunidad. ¿Fiscal Raúl Melara?”.

Resulta paradójico que, existiendo un antecedente avalado por especialistas en la materia, tanto personal médico como infectólogos, insistiendo en que debe de existir un control en el flujo poblacional moviéndose libremente en la calle, los diputados adopten una postura de obstinación a ello como una estrategia de propaganda política, en la cual se busca dejar mal al gobierno a costa de la perdida de vidas. Debe de tenerse en cuenta que, de haber mantenido las medidas sanitarias impulsadas por el ejecutivo, el incremento de casos se habría mantenido bajo control.