Ejecutivo niega incremento del subsidio al transporte, que cuesta al Estado más de $40 millones anuales

La Presidencia de la República descarta incrementar el subsidio al transporte colectivo. Esta transferencia de fondos públicos, por la cual el Gobierno se ve obligado a hacer una erogación de más de $40 millones anuales, ha costado al Ejecutivo más de $485 millones en los últimos 11 años. El período fijado en el decreto que le proporciona un asidero legal a esta subvención expiró el 30 de junio, por lo que la discusión sobre su prórroga retorna al Palacio Legislativo.

En relación al tema, el Ministro de Hacienda, Nelson Fuentes aseveró el jueves: “definitivamente no habrá aumento al subsidio del transporte. Al contrario, creo que debe haber cambios a la entrega del subsidio del transporte”. Además subrayó: “el Estado no aportará más de lo que (ya) da”.

La procedencia del subsidio al transporte para prevenir el aumento del pasaje se remonta a 1,974. No obstante, el formato actual (abonar una cantidad por cada automotor) data de 2,005. Dicho desembolso a los transportistas está desprovisto de una sólida justificación, ya que pese a muchos esfuerzos para modernizar al rubro, los empresarios que brindan un servicio digno, puntual y con unidades modernas son pocos.

Por su parte los transportistas están demandando un incremento de $200 a $400 a la suma recibida por cada microbús y de $400 a $800 a la transferencia por cada bus; esto en virtud de los protocolos sanitarios que deben practicar a fin de prevenir contagios de Covid-19 entre los usuarios, razón por la que aducen tener gastos excesivos que acabarían con la rentabilidad del servicio. A estos alegatos el titular de Hacienda aclaró que decidir si un servicio (concesionado) es rentable o no es algo que no le compete al Gobierno.

En diciembre del año 2019, la Asamblea Legislativa aprobó una extensión de seis meses del decreto que obliga al Estado a pagar una suma mensual proveniente de fondos públicos al sector transporte. En esa misma oportunidad, los diputados prescindieron los requisitos que el decreto impondría a los transportistas para mejorar el servicio y que solo de esta manera se hicieran acreedores del subsidio.

De acuerdo a cifras oficiales, el gasto anual por esta subvención se incrementó en $15 millones, equivalentes a un 47.75 % de variación, en 11 años. Durante este lapso, el Ejecutivo erogó al menos $487.7 millones acumulados por el subsidio al transporte público.Para este año se prevé desembolsar $46.4 millones.