Diego García Sayán se entromete en asuntos internos salvadoreños y tergiversa declaraciones del Presidente Nayib Bukele

El día de hoy el ex miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán se unió a la oposición y atacó al Presidente Nayib Bukele, haciendo una interpretación errónea de sus palabras.

«Es inaceptable el ataque a la independencia y dignificad judicial. Preocupante que el Presidente Nayib Bukele, por cadena de radio y TV, amenace la vida e integridad de los magistrados de la Sala Constitucional, en lugar de promover y respetar el Estado de Derecho», manifestó el político peruano en redes sociales.

El Presidente Nayib Bukele expresó: “si fuera un dictador, los hubiera fusilado a todos. Salvas mil vidas a cambio de cinco”. Estas palabras las pronunció defendiéndose de la oposición, que lo califica como «dictador», sin argumentos que sustenten tal afirmación. Por el contrario, aseguró que, pese al boicot de la Asamblea Legislativa y la Sala de lo Constitucional, que lo ha despojado del marco legal para enfrentar la pandemia de COVID-19, no entraría en conflicto constitucional y acataría la sentencia de la Sala, demostrando así que es obediente de las leyes y que no impone su voluntad, como hacen los dictadores.

Adicionalmente, hay que tomar en consideración las implicaciones de la última sentencia de la Sala, mediante la cual toda la economía abrirá de golpe el 24 de agosto, arriesgando a toda la población salvadoreña a la muerte por coronavirus. 5 magistrados exponen a millones a infectarse con el virus. 5 magistrados deciden el destino de toda la población a pesar de las advertencias del Ministerio de Salud y las alarmantes estadísticas que a diario muestran, con una claridad meridiana, la magnitud de la pandemia en El Salvador.

En esa misma línea, el jefe de Estado nunca amenazó a los magistrados de la Sala de lo Constitucional porque dijo: «si fuera un dictador», por lo que toda la frase es un supuesto, no una expresión que se debe interpretar de forma literal.

Ciertamente, García Sayán sacó de contexto las declaraciones de Bukele.