Personal especializado del hospital El Salvador continúa salvando la vida de pacientes de coronavirus

Hoy martes el hospital El Salvador inició el proceso de recuperación de 15 nuevos pacientes de COVID-19 en estado grave, quienes fueron trasladados desde el hospital San Rafael, en Santa Tecla, bajo rigurosos protocolos sanitarios.

Los dolientes, nueve mujeres y seis hombres, cuyas edades oscilan entre los 25 y 82 años, fueron trasladados en ambulancias especializadas del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Desde el momento que llegaron al hospital, los pacientes siguieron recibiendo el pertinente tratamiento especializado, como parte de los protocolos dictaminados por el Ministerio de Salud.

El Presidente Nayib Bukele ha insistido en que estos traslados permiten el descongestionamiento de la red hospitalaria pública del país, lo que se traduce en una mayor capacidad para atender más pacientes en diferentes áreas del territorio nacional.

El jefe de Estado comunicó el fin de semana que la segunda fase del Hospital El Salvador ya está en funcionamiento y que esto ha dado lugar a la ampliación de la capacidad a 1,000 UCI’s, una situación inusitada en la historia de El Salvador.

La conclusión de la tercera etapa, que convertirá al hospital El Salvador en el más grande nosocomio especializado en pacientes del nuevo coronavirus en toda América Latina, ya está en camino.

El traslado de los 15 nuevos pacientes al hospital El Salvador trascendió mientras diputados de la Asamblea Legislativa cuestionaban al ministro de Salud, Francisco Alabi, sobre la necesidad de asignar fondos para el mantenimiento de dicho nosocomio.

Aunque los diputados y la Sala de lo Constitucional han despojado al Gobierno de los instrumentos legales para luchar contra la pandemia, éste continúa realizando denodados esfuerzos por preservar la vida y la salud de la población.

En suma, la estrategia del Ejecutivo, aunada a la atención del personal médico de primera línea de combate al COVID-19, han permitido, hasta el momento, salvar la vida de 9,875 salvadoreños, entre 21,269 infectados con el virus.