Presidente arremete contra «los mismos de siempre»

Durante el acto conmemorativo de los 199 años de independencia patria, el Presidente Nayib Bukele lamentó que El Salvador aún no es independiente de los «grupos de poder que han gobernado en el país desde siempre», así como de los problemas que han causado a la población. Sin embargo, aseguró que «por más triste que sea nuestra historia», «la independencia es un proceso de lucha constante de los que amamos nuestra tierra, que comenzó el 15 de septiembre de 1,821».

«Porque (El Salvador) no es independiente de la violencia, pobreza, exclusión y grupos de poder que han gobernado en el país desde siempre», senaló el mandatario.

Además condenó: «ese gobierno invisible, detrás del Gobierno formal y real, que gobierna tras bambalinas y deja a los poderes como simples funcionarios públicos y que gobiernan bajo sus designios».

En esa misma línea, enfatizó: «en ese gobierno invisible, que nadie eligió, pero que ha gobernado nuestro país durante 199 años».

Por otra parte mostró su deseo de cambiar la historia de nuestro país: «a pesar de todas las carencias, de ese gobierno invisible no electo, de políticos que saquearon nuestro país me di cuenta que amamos nuestra patria porque es nuestra, porque ahí están nuestros anhelos».

En esa misma línea, apuntó: «es nuestra historia, por más particular que sea, por más triste que sea, porque en ella están nuestras raíces, nuestros anhelos porque en ella vivimos».

«Así que al menos para mí, el 15 de septiembre no es el día de nuestra independencia ya que aún no somos independientes, pero sí es el día que iniciamos ese proceso de independencia», puntualizó.

Del mismo modo sostuvo: «no podemos negar la valentía de hombres y mujeres que lograron que nuestro país dejase de ser una colonia y fuera soberano».

«No es perfecto, pero es nuestro; no es independiente, pero es más independiente que en 1821», destacó.

Igualmente expresó: «el 15 de septiembre de 1821 dimos un paso crucial en nuestra historia, dejamos de ser una colonia de una potencia extranjera y empezamos a construir nuestro país».

Asimismo reconoció: «todavía nos falta mucho camino por recorrer, no es mi opinión; sino de la inmensa mayoría de salvadoreños. La independencia es un proceso de lucha constante de los que amamos nuestra tierra».

No obstante, destacó los logros de su administración y resaltó: «en poco tiempo los salvadoreños hemos cambiado nuestra mentalidad. Hoy tenemos un enfoque distinto con más esperanza que antes».