Tres nuevos pacientes recuperados de COVID-19 en Hospital El Salvador

Este lunes otros tres pacientes de coronavirus recibieron el alta del Hospital El Salvador, cuya creación ha demostrado ser un acierto del Gobierno en su plan para frenar la pandemia.

Los pacientes, uno de ellos de 87 años, fueron hospitalizados en los últimos 15 días, debido a problemas respiratorios y fueron dados de alta tras recibir la medicación adecuada, así como la atención especializada por parte del personal médico.

A cada uno de ellos se le entregó un kit médico. Posteriormente fueron recibidos por sus familiares, quienes los trasladaron hasta sus hogares, donde terminarán su tratamiento en una cuarentena de 15 días.

Al mismo tiempo que los tres pacientes salían del Hospital El Salvador, otros seis eran internados por complicaciones, los cuales provenían de los hospitales nacionales San Rafael de Santa Tecla; San Juan de Dios, de Santa Ana; San Pedro, de Usulután y Zacamil, de San Salvador.

Despúes de más de dos meses de funcionamiento, El Hospital El Salvador, principal referente en el combate al COVID-19 en América Latina, ha cumplido el propósito por el cual fue creado por el Presidente Bukele: salvaguardar la vida de los salvadoreños.

Hasta la fecha más de mil pacientes procedentes de diferentes partes del país han vencido al coronavirus, gracias a la pronta entrega de medicamentos y la labor del personal de salud.

El Hospital El Salvador no solo ayuda a salvar la vida de los salvadoreños, sino que también a la descongestión de la red hospitalaria nacional, que ya inició el tratamiento de otro tipo de enfermedades.

Las atinadas decisiones del Presidente Nayib Bukele, a través del Ministerio de Salud, han permitido salvar la vida de 21,782 salvadoreños, entre 27,798 casos positivos de COVID-19 en El Salvador.

La Presidencia de la República sigue su lucha contra el coronavirus, ya que todavía hay 5,204 salvadoreños infectados, de los cuales 92 se encuentran en estado crítico, 359 en estado grave y 1,502 en estado moderado. Desafortunadamente el virus ha dejado 812 víctimas fatales.