Organización Mundial de la Salud reconocio a El Salvador como líder regional en la lucha contra la malaria

El Programa Global de la Malaria de la Organización Mundial de la Salud evalúa las acciones que ha llevado a cabo la actual gestión en la lucha contra el paludismo en todos los niveles del Ministerio de Salud.

El ministro de Salud, Francisco Alabi, sostuvo este lunes una reunión con el director del Programa Global de la Malaria de la OMS, Pedro Alonso; la jefa de equipo de Certificación de Eliminación de la Malaria, Regina Rabinovich y dos observadores de la Organización Panamericana de la Salud en El Salvador.

‘‘Tenemos un Presidente (Bukele) que está involucrado, está pendiente de todos los programas. La salud es una prioridad”, manifestó Alabi.

Para el titular de Salud, el mayor de los logros ha sido incluir a la población para que la enfermedad no se siga transmitiendo. Según el ministro, existen 3,000 voluntarios en diferentes comunidades de todo el país para prevenir y combatir el paludismo. ‘‘Ellos verifican y velan para que se implementen las estrategias. Los voluntarios están a disposición para dar continuidad’’, confirmó Alabi.

«Hemos enfocado nuestros esfuerzos en la prevención. Estamos en constante comunicación para tomar todas las medidas necesarias», aseveró el funcionario.

Durante la reunión, Rabinovich habló sobre la labor del Ministerio de Salud: “queremos agradecer el trabajo de todos. Los documentos que hemos revisado están detallados y reflejan el trabajo en equipo. Reconocemos el liderazgo que se ha dado en El Salvador para llevarlo a este punto”, afirmó.

El Salvador continúa asignando fondos nacionales para la lucha contra la malaria. Esto incluye recursos para ayudar a la vigilancia pasiva, calidad de diagnóstico y capacitación técnica para mantener al personal idóneo en control de vectores y laboratorio, así como proveedores de atención médica. El país marcó un hito importante en la lucha contra la malaria, posicionándolo como el primer país en la región en alcanzar cero casos durante tres años consecutivos.