Salvadoreños a la puerta de la «Ley Seca»

Como es costumbre en el país, el antes, durante y después de los comicios para elección de diputados y alcaldes esta marcado por el no consumo de bebidas embriagantes como condicionante para el ejercicio democrático.

De acuerdo a como lo establece el código electoral en el articulo 284, la ley debe de cubrir el antes, durante y después de la actividad, para garantizar que la misma se desarrolle en total normalidad, para las próximas elecciones se ha previsto que de inicio a partir de las 00:00 horas del sábado 27 de febrero y finalizará el martes 2 de marzo a las 00:00 horas.

«El día anterior a la elección, el de la votación y el siguiente, se prohíbe la venta, distribución y consumo de bebidas embriagantes de cualquier naturaleza. Los infractores serán sancionados de conformidad al artículo 253 de este Código», señala el articulo 284 del código electoral.

De no cumplirse dicha regulación, existen sanciones a las que los infractores se hacen automáticamente acreedores:

1. Una persona ebria no puede votar. Si es sorprendida en un centro de votación, la Policía Nacional Civil (PNC) procederá a su detención y la remitirá a los tribunales correspondientes por un delito electoral, según lo establece el artículo 252 del Código Electoral.

2. A las personas que infrinjan la Ley Seca por consumir, vender, exhibir o distribuir bebidas embriagantes, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) podría imponer sanciones entre $114.28 hasta $1,142.85, de acuerdo con el artículo 253 del Código.

3. Cuando una persona durante el periodo de Ley Seca es sorprendida en estado de ebriedad, aunque no se encuentre o dirija a un centro de votación.

4. Un ciudadano que está departiendo bebidas alcohólicas en su casa podría ser multado por infringir la Ley Seca, de llegar a ser denunciado ante las autoridades.

Los salvadoreños deben adscribirse a dicha ley en pro del correcto ejercicio democrático en el país, para garantizar la correcta ejecución del derecho a elegir a sus representantes.