El alcalde de Sonsonate, Rafael Arévalo, reveló esta mañana que su antecesor tenía contratadas a 800 personas en la alcaldía, que sobrepasaba la capacidad de pago, y que además contrajo una deuda de más de 9 millones de dólares.

Agregó que ante esa realidad, el equipo de trabajo está aplicando correctivos para sanear las finanzas, para lo cual ya está reestructurando créditos que permitan inversiones en beneficio de la población.

«Estamos reestructurando créditos y consolidando deudas para tener los fondos necesarios y comenzar a resolver los problemas de Sonsonate, de forma inmediata», afirmó Arévalo.

El alcalde sonsonateco manifestó además que ha lanzado 17 programas que darán solución integral al municipio. Algunos se enfocan en resolver problemas de vivienda, comercio, mercado, centro histórico, entre otros.

“Imaginamos un Sonsonate moderno, con oportunidades para los jóvenes, las mujeres, los comerciantes, con atractivo turístico. Eso nos lleva a una rehabilitación del centro histórico, impulsar nuestro proyecto agrícola”, manifestó en la entrevista de Diálogo 21.

En cuanto al tema de seguridad, el alcalde expresa que desde antes de tomar posesión en su cargo, se reunió con autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada para aplicar acciones que den tranquilidad a la población. “En seguridad y prevención ya tuvimos varias reuniones; definimos con la PNC, en conjunto con el Ejército y el CAM, un trabajo articulado, y nos sumamos al Plan Control Territorial”, expresó.

Arévalo asegura que busca renovar la flota de la PNC, invertir en tecnología, cámaras de reconocimiento facial, entre otras acciones.