El director de FOVIAL, Alex Beltrán, destacó que hasta ayer a las 9:00 p.m. tenían un reporte de remoción de 48,000 metros cúbicos de material de sedimento, tierra, suelo que se desprendieron por las lluvias.

Hace una semana en Guaymango, Ahuachapán, reportaron 3,000 metros cúbicos de material desprendido.

Detalló que debido a las lluvias han tenido “bastantes tareas” entre lomas y terrenos de basura que acumulaban basura orgánica que de alguna manera causó inundaciones.

Beltrán señala que, durante el período de emergencia por lluvias, la institución intervino vías que “no necesariamente competen, pero sí son importantes, porque de no atenderlas se podría haber incurrido en un gasto mayor”.