El gobierno de El Salvador ha emitido una Alerta Amarilla a nivel nacional debido a las intensas lluvias y tormentas que se están registrando en la cordillera volcánica y la zona norte del país. Las precipitaciones, que han sido constantes en las últimas horas, están generando preocupación entre las autoridades por el posible aumento en los riesgos de inundaciones y deslizamientos de tierra.

El Ministerio de Medio Ambiente ha estado monitoreando de cerca las condiciones meteorológicas y ha señalado que estas lluvias podrían persistir en las próximas horas. La Alerta Amarilla implica que se deben tomar medidas preventivas y estar preparados para una posible intensificación de las condiciones climáticas adversas.

Se insta a la población a mantenerse informada a través de los canales oficiales y a seguir las recomendaciones de Protección Civil. Entre las medidas sugeridas están evitar el cruce de ríos y quebradas, revisar y asegurar los techos de las viviendas, y mantenerse alejado de zonas propensas a deslizamientos.

Las autoridades han dispuesto equipos de emergencia para responder rápidamente ante cualquier eventualidad y garantizar la seguridad de los ciudadanos. La colaboración y la precaución de la población son esenciales para minimizar los impactos de estas lluvias intensas.