El Ministerio de Educación anunció la suspensión de clases presenciales el martes 18 y miércoles 19 de junio, como medida preventiva ante las condiciones de lluvias pronosticadas.
La institución ejecuta esta acción debido a emitida por la Dirección de Protección Civil.
La disposición aplica desde la educación inicial hasta el nivel superior, así como para los centros educativos públicos y privados, universidades, personal docente y administrativo.
Con esta medida, la institución informó, a través de un comunicado, que la intención es «evitar correr algún tipo de riesgo» por las lluvias pronosticadas para la próxima semana.
Instó a la comunidad educativa a mantenerse atenta a canales oficiales y acatar todas las recomendaciones derivadas de las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Protección Civil.