Tras una semana de intensas lluvias que afectaron al país, el director de Protección Civil, Luis Alonso Amaya, anunció que El Salvador ha pasado de la fase de emergencia a la de recuperación. A pesar de este avance, se mantiene la Alerta Verde a nivel nacional para continuar con la evaluación exhaustiva de daños.

El Ministerio de Medio Ambiente ha confirmado que las condiciones climáticas han regresado a los patrones normales del invierno, lo que permite una transición más segura hacia la recuperación. Amaya elogió el trabajo coordinado y proactivo del Gobierno, que implementó todos los protocolos necesarios para enfrentar el temporal.

«Se ha realizado un esfuerzo significativo para responder eficazmente a este evento climatológico. Ahora, en la fase de recuperación, nos enfocaremos en rehabilitar las zonas más afectadas rápidamente, aprovechando el decreto de emergencia de 15 días emitido por la Asamblea Legislativa», afirmó Amaya.

El director subrayó la importancia de una evaluación de daños integral, que no se limite solo a las cifras. «Es crucial entender el impacto total, más allá de los números. Las principales afectaciones se han registrado en la zona costera y la cordillera volcánica, áreas que requieren atención prioritaria», explicó.

Con la finalización del decreto de emergencia, se espera que el país avance significativamente en sus esfuerzos de recuperación, permitiendo una pronta rehabilitación de las áreas afectadas y el restablecimiento de la normalidad para los ciudadanos.