La Dirección Nacional de Protección Civil ha declarado una Alerta Naranja en todo el país debido a las adversas condiciones meteorológicas. Las lluvias persistentes han aumentado considerablemente el riesgo de deslizamientos e inundaciones, lo que ha llevado a las autoridades a reforzar la vigilancia en todas las zonas vulnerables.

La Dirección instó a la población a seguir las recomendaciones oficiales para evitar situaciones de peligro.

«Pedimos a la población acatar todas las recomendaciones que brindamos», enfatizó la Dirección en su último comunicado.