El Gobierno mantiene una estricta vigilancia en el mercado para evitar alzas injustificadas en los precios de alimentos. Hoy, el presidente de la Defensoría del Consumidor, Ricardo Salazar, lideró un operativo en el centro de San Salvador, enfocado en la verificación de precios e inventarios de productos lácteos en comercios mayoristas. Este procedimiento forma parte de un esfuerzo nacional para asegurar la estabilidad de precios durante la emergencia climática que atraviesa el país.

Ricardo Salazar afirmó: «Es compromiso del Gobierno garantizar el abastecimiento y, sobre todo, la estabilidad de los precios de todos los productos de la canasta básica». Además, destacó que en la primera semana de la emergencia se han realizado más de 1,100 verificaciones en toda la cadena de suministro de alimentos, incluyendo distribuidores, importadores, comercializadores, supermercados y puestos de mercado.

El presidente de la Defensoría del Consumidor también informó que se han activado 65 procesos de investigación contra proveedores por incrementos injustificados de precios en productos como verduras y lácteos. De estos, 33 procedimientos han sido remitidos al tribunal sancionador, con posibles multas de hasta 500 salarios mínimos. Salazar concluyó mencionando que, a pesar de la emergencia climática, los mercados muestran un nivel óptimo de abastecimiento.

Operativo de inspección de precios en comercios mayoristas de San Salvador

En el marco de la emergencia nacional por la condición climática, el Gobierno refuerza su vigilancia en el mercado para evitar aumentos injustificados en los precios de alimentos. El presidente de la Defensoría del Consumidor, Ricardo Salazar, lideró hoy un operativo en el centro de San Salvador, inspeccionando precios e inventarios de lácteos en comercios mayoristas. Este operativo se enmarca en un esfuerzo continuo por parte del Gobierno del Presidente Nayib Bukele para asegurar el abastecimiento y la estabilidad de precios de los productos de la canasta básica.

Durante la primera semana de la emergencia, se han llevado a cabo más de 1,100 verificaciones en distintos puntos del país, abarcando desde grandes distribuidores e importadores hasta supermercados y puestos de mercado. Ricardo Salazar señaló que entre las verificaciones se incluyen más de 185 a grandes comercializadores y más de 200 a tiendas mayoristas.

El operativo ha resultado en 65 procesos de investigación por incrementos injustificados de precios, especialmente en verduras y lácteos. De estos, 33 procedimientos han sido activados ante el tribunal sancionador, con posibles sanciones que podrían alcanzar hasta 500 salarios mínimos. Salazar subrayó que, a pesar de las condiciones climáticas adversas, el abastecimiento en los mercados se mantiene en niveles óptimos, lo que ayuda a normalizar el consumo por parte de la población.